8

“No es sólo la información que te dan, es también ese acompañamiento emocional. Porque las mujeres embarazadas no sólo necesitamos que nos hagan analíticas o ecografías. También necesitamos que la persona profesional que tenemos en frente nos mire a los ojos y nos pregunte de verdad: ¿Cómo estás?, ¿Cómo te sientes?, ¿Cómo lo llevas?  Eso que muchas veces en las consultas de las matronas o ginecología no encuentras.”